Blog

04/11/2022

Biometría, ¿el futuro de la seguridad en la banca digital?

Los seres humanos tenemos características físicas que nos hacen únicos y que sirven para diferenciarnos. Hablamos de rasgos irrepetibles como la cara, la huella dactilar o la voz, entre otros. Este tipo de valores se llaman datos biométricos y cada vez cobran más protagonismo cuando hablamos de seguridad en la banca digital.
Como hemos dicho, la biometría utiliza aquellos rasgos únicos e intransferibles del ser humano, por lo que la autenticación de los sistemas de seguridad consiste en crear y guardar un modelo o mapa de datos que represente exclusivamente al usuario y que sirve para cotejarlo en el momento en que solicite el acceso, tanto en un espacio físico como virtual.
En el sector bancario, la utilización de estos sistemas de autenticación biométrica supone un avance en la protección de los datos de los usuarios, reemplazando o reforzando, por ejemplo, a las tradicionales contraseñas alfanuméricas. También sirven como un método fiable, rápido y cómodo de verificación en el momento de utilizar o contratar productos y servicios. A continuación, te contamos algunos ejemplos:
.Huella dactilar. Es, sin duda, el método biométrico más conocido y tradicional. Se trata de las marcas que tenemos en las yemas de nuestros dedos y que conforman un patrón único que sirve para identificarnos. Actualmente, la mayoría de los smartphones tienen incorporado un lector de huella, por lo que es posible realizar operaciones cotidianas como activar el teléfono móvil para pagar o acceder a la banca digital.
.Reconocimiento facial. Funciona igual que nuestros ojos cuando identifican a una persona en particular: a través de los rasgos de la cara. Utilizando la cámara del dispositivo se captura la imagen y se crea un patrón matemático para asociarlo a una identidad, teniendo en cuenta aspectos como la distancia entre los ojos, la posición de la nariz, el tamaño de la frente…
En la banca digital, por ejemplo, es posible abrir una cuenta bancaria a través del smartphone, usando la cámara para enviar una fotografía nuestra y el documento de identidad con el fin de comparar ambas imágenes y verificar los datos.
.Reconocimiento de voz. Este método de verificación biométrica funciona igual que el dactilar o facial. La diferencia es que los datos que se tienen en cuenta para comprobar la identidad son los relacionados con la voz, como la frecuencia, velocidad, cadencia y otras características. En el sector bancario hay ejemplos de su aplicación en los servicios telefónicos de atención al cliente, en los que las personas pueden demostrar su identidad para acceder a información sobre sus productos o en el caso de usuarios que no puedan desplazarse hasta la sucursal bancaria para realizar operaciones puntuales.
Son varias las ventajas que aporta la identificación biométrica en el sector de la banca digital. Sin duda, la comodidad y sencillez a la hora de utilizarla es una de ellas.
Al no existir huellas, caras o voces idénticas, la seguridad de este tipo de identificación es mayor. También es un método que reduce considerablemente las posibilidades de sufrir delitos como como el phishing, una práctica fraudulenta con la que los ciberdelincuentes buscan acceder a nuestros datos personales a través del envío de correos electrónicos.

El contenido original de la nota fue publicado en Santander.com. Para leer la nota completa visitá aquí

rekonPeople es un producto de Mobilenik

Con más de 20 años en el mercado, somos la empresa con mayor experiencia y conocimiento en soluciones móviles de la industria

rekonpeople es un producto de

rekon people herramienta biometria facial
rekon people biometria facial
reconocimiento facial online
Suscríbete a nuestro newsletter
©  2022 RekonPeople | Todos los derechos reservados
Visita nuestras redes