Blog

29/07/2022

Biometría del aliento

Seguramente, el signo externo más elocuente del nivel de la tecnología sea la identificación de las personas. Es un elemento que desde el primer momento se ha referenciado como signo de modernidad tecnológica intentando y transmitir esa primera garantía de nivel y calidad de aquella.
El iris del ojo humano o los rostros en imágenes digitales han logrado más de un 95% de efectividad. El viejo método de la huella dactilar o la palma de la mana quedan lejos. El reconocimiento de la voz, la grafología e incluso el ADN, con distintos requerimientos de tiempo para practicarlos son potenciales procedimientos contrastados, aunque el uso generalizado de alguno de ellos, está por ver. Legalmente, la huella dactilar y el ADN tienen un estándar legal para identificar.
Pero la tecnología nos lleva de la mano a novedades que podrían modificar nuestras habilidades, con la consecuencia de moldear nuestra identidad humana. Hoy nos sometemos, casi desde que nacemos, a las tecnologías, desde los videojuegos hasta las redes sociales, constituyendo los nativos digitales, que no conocieron el mundo sin las aportaciones tecnológicas. Esto, a poco que lo pensemos, afecta a nuestra identidad humana.
Uno de los campos de investigación mas activos radica en el procesado de ondas cerebrales para acciones en el mundo exterior, pasando la actividad eléctrica neuronal a una prótesis que se estimula y genera respuestas motoras. Las interfaces cerebro - ordenador prometen suplir muchas deficiencias de diverso origen. Se puede pensar en lograr habilidades inimaginables, como proclama el posthumanismo: nanotecnología, biotecnología, neurociencia y computación lo hacen posible.
Sin llegar a este límite, la tecnología actual, permite identificar a las personas con técnicas inimaginables hace bien poco: Un sensor químico olfativo puede identificar quienes somos. Investigadores de las Universidades de Tokio y Kyushu proponen un sistema de nariz artificial de 16 canales, capaz de identificar a personas con una precisión superior al 97%. La cuestión es que en la biometría, las lesiones son el talón de Aquiles, al modificar los patrones, desde la voz, hasta el rostro y cualquiera de los que emplean elementos físicos. La composición química es una referencia mas estable. el olor humano se propone como una nueva clase de autentificación biométrica, que permite confirmar la identidad personal, desde la intimidad del gas percutáneo que se produce en la piel, cuya concentración es muy baja, del orden de partes por billón o trillón, pero en el aliento la concentración es de partes por millón. Ya se ha utilizado el aliento para detectar cáncer o diabetes, incluso el COVID-19.
El aliento contiene hasta 28 compuestos susceptibles de detección. Una red neuronal entrenada permite desarrollar patrones que permiten distinguir alientos singulares. Seguramente lo veremos incorporado en nuestro teléfono no dentro de mucho tiempo.

El contenido original de la nota fue publicado en Valledeelda.com. Para leer la nota completa visitá aquí

rekonPeople es un producto de Mobilenik

Con más de 20 años en el mercado, somos la empresa con mayor experiencia y conocimiento en soluciones móviles de la industria

rekonpeople es un producto de

rekon people herramienta biometria facial
rekon people biometria facial
reconocimiento facial online
Suscríbete a nuestro newsletter
©  2022 RekonPeople | Todos los derechos reservados
Visita nuestras redes